Valores restaurados

Un chico acostumbrado a hacer maldades, un día recibió una dosis de su propia medicina. Después de haber dañado un cuaderno, y sin darse cuenta de que uno de su propiedad también había sido dañado, decide permanecer en silencio. Finalmente, un mensaje escrito transforma su actitud de por vida. Solo cuando adquirimos conciencia al restaurar un daño, entendemos la importancia de no haberlo provocado.